viernes, 18 de marzo de 2011

Cómo combatir las ansias de comer cuando se está bajo estrés


Tener ansias de comer es una situación que afecta en especial a las mujeres. Se presenta debido a diferentes factores, como el periodo menstrual, la menopausia, estrés, dietas restrictivas, etc.

También entran en juego los hábitos que se siguen desde la infancia, el apego por ciertos alimentos debido a las emociones; las recompensas o castigos con comida.

Si siempre tuvo consuelo con algún tipo de alimento o golosina en la niñez, querrá comerlo en los momentos más tensos, porque es la manera que tiene de sentirse protegida.

En el caso del estrés, se presenta acompañado de síntomas como inquietud, sudor frío, dolores de cabeza, dolor abdominal, torácico, sudoración, sequedad de boca, mareos, fatiga, irritabilidad, frecuencia cardiaca rápida o irregular.

Incluso, estas ansias por comer puede progresar con el tiempo de forma tal que la persona se da verdaderos atracones los cuales son perjudiciales, porque después puede originar una sensación de frustración, culpabilidad y autocastigo por haber comido tanto y de forma compulsiva.

Sin embargo, qué se puede hacer para contrarrestar este deseo por comer excesivamente cuando se origina por estar bajo estrés?

El primer paso consiste en comprender que se debe comer para vivir y no a vivir para comer. Luego, es necesario:

 

  • Procurar iniciar una rutina en donde desayune, almuerce y cene. De esta manera no sentirá hambre.

  • Apostar por alimentos ricos en fibras como los integrales que llenan el estómago;

  • Incluir carbohidratos saludables: pan integral, arroz, pasta integral, galletas de soda o integral, palitroques, menestras, tubérculos. Además, en alguna de sus tres comidas

  • Evitar consumir alimentos ricos en calorías, pero pobres en cuanto a la nutrición. A continuación algunos ejemplos: Una ración de palomitas 150 kcal; bol de cereales con leche 200 kcal; bolsa de patatas grande 500 kcal).

  • Consumir alimentos que contengan las siguientes vitaminas y minerales, ya que combaten esa necesidad de comer bajo tensión como son:Magnesio: Para la hiperactividad, nerviosismo, tensión, fatiga, insomnio, calambres.Vitamina B6: Para reducir el estrés.Omega 3 EPA y DHA para dar más funcionalidad a las membranas celulares del cerebro, teniendo así más resistencia al estrés.

  • Retirar la fuente de la mesa después de servirte, así se evitará andar picoteando.

  • Levantarse de la mesa cuando se haya terminado de comer.

  • No comprar alimentos ni cocinar con hambre.

  • Planificar los menús con tiempo para llevar una dieta sana, variada y equilibrada.

  • No comer mientras se hace otra actividad (ver la televisión, estar en el cine, leer un libro, hablar por teléfono), ya que el cerebro está ocupado con otras señales receptoras y no le llega la señal de saciedad.

  • Preparar una lista de actividades que sean incompatibles con comer y realízalas cuando se sienta hambre.

  • Aprender a relajarte para evitar tensiones.

  • Quererse un poco más, aceptarse y valorar las virtudes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...