jueves, 20 de octubre de 2011

Champiñones y setas: Una maravilla a la hora de adelgazar

Estos hongos, de sabor a especia y que se hincha en el agua considerablemente, no sólo contienen vitaminas y minerales sino que también ayudan a adelgazar.

Su contenido en mineral excede al de las hortalizas, y apenas es inferior al de la carne. Entre las vitaminas se han encontrado hasta ahora la A, la de tonificación nerviosa o B1; y la de protección contra el raquitismo o D.

En cuanto a su poder adelgazante, según investigaciones realizadas, se han comprobado que sacian incluso más que la carne y se asegura que ese efecto se prolonga hasta tres días tras su ingesta.

Se recomienda consumirlas en ensalada y si están limpios se pueden comer hasta crudos. Sin embargo, se aconseja que el primer día que se consuma, se tome en poca cantidad para observar sus efectos en el organismo.

Una vez pasado esta prueba, se puede cenar crema de champiñones o agregarlos como relleno de una tortilla. De esta forma se evitará el temido picoteo nocturno. Sin embargo, se debe evitar incluirlos en preparaciones grasas porque anularías su efecto.

En los regímenes sin sal, los champiñones y setas son también de gran utilidad, ya que se pueden esparcir en forma de polvo en las comidas para mejorar su sabor, que, de lo contrario, resultarían muchas veces en exceso insípidas.

Receta con setas y champiñones
Budines silvestres
Ingredientes
500 g de pan de masa agria fermentada en dados
1,125 litro de leche descremada
200 g de champiñones
150 g de setas shiitake en rodajas finas
1 diente de ajo machacado
1 1/2 cucharadas de salvia fresca picadita
2 huevos ligeramente batidos
2 claras de huevo

Preparación
Combinar el pan con 250 ml de la leche; meter 15 minutos en el frigorífico.

Dorar las setas, el ajo y la salvia en una cazuela mediana antiadherente

Repartir la mitad de la mezcla de pan entre seis moldes para horno de 250 ml de capacidad. Rematar con la mitad de la mezcla de setas. Repetir con el resto del pan y de la mezcla de setas.

Mezclar el resto de la leche, los huevos y las claras en un recipiente pequeño; batir todo hasta lograr una masa homogénea. Repartir entre los moldes; hornear sin tapar a 180-190 °C durante unos 45 minutos. Si se desea se puede espolvorear con salvia.

Esta receta es para 6 personas y sólo tiene 291 kcal.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...