miércoles, 28 de septiembre de 2011

Si vas a limpiar la casa... aprovecha y ejercítate

Hoy te toca hacer todas las tareas domésticas (limpiar, arreglar, fregar, trapear, ordenar, lavar, etc.) y sólo de pensarlo te da pereza o te aburre.

Sin embargo, puedes ver este día como una gran oportunidad para hacer ejercicios y lograr tu peso ideal.

Es importante recordar que el ejercicio es una de las mejores formas para frenar las ansias de comer y quemar calorías, con lo que te mantienes en forma, previenes enfermedades, al tiempo que te convierte en una persona más activa.

Sin embargo, estas actividades hay que hacerlas bien para que puedas sacarle provecho al ejercicio que vas a realizar. Mira todos estos pasos que van desde bailar con trapeador o escoba en mano, hasta escalar ventanas y más:

Lo primero que debes hacer es ambientar tu entorno con algo de música, tu preferida, la que te hace vibrar, y déjate llevar por su ritmo en cada labor. Esta es una forma divertida de ejercitarte cardiovascularmente y de tonificar tus músculos.

Limpia cada una de las ventanas de tu casa en forma vigorosa y alternando los brazos. Los movimientos de extensión para alcanzar las zonas más alejadas harán que tu torso y tus brazos ganen forma.

A la hora de aspirar, hazlo más rápido de lo habitual, realiza los movimientos de ida y vuelta en forma rápida, con cierta presión sobre la alfombra, mientras mantienes tu espalda bien recta. Lo importante es que no te inclines sobre el aparato. Usa esta técnica también cuando barres con una escoba con palo largo.

Al limpiar, alterna los ambientes. Limpia un dormitorio, luego la cocina, y así sucesivamente. Si vives en una casa de dos pisos, sube y baja las escaleras constantemente. No existe mejor ejercicio para los glúteos y los muslos. Para mejores resultados, procura subir los escalones de dos en dos.

Cuando cambies o estires las sábanas de las camas, flexiona bien las rodillas, y trata de no hacerlo tirándote sobre el colchón.

Para tonificar tus brazos, mueve los muebles grandes con cuidado y limpia debajo de ellos. Otra forma de crecer los bíceps y tríceps es con las latas que guardas en la alacena, preferiblemente las más pesadas; utilízalas como si fueran "pesitas" para trabajar los brazos, con repeticiones de entre 8 y 10 sesiones con cada brazo.

Para seguir estos pasos adecuadamente y para lograr mayor efectividad sin sobrecargar tus músculos, es importante que alternes todas esas tareas domésticas. Estarás quemando muchas más calorías de las que pensabas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...