lunes, 21 de marzo de 2011

Cómo evitar engordar al comer en los restaurantes de comida rápida?


AI principio, cuando llegaron estos restaurantes de comida rápida, las porciones eran más chicas, no existía de "por tantos pesos, agrandamos las papas" ni nada por el estilo, había medidas estándar y nada más.

Sin embargo, con el avance de los tamaños, también se han modificado los menús que ofrecen y ahora se puede comer de más lo que causa, con el tiempo, ganar kilos de más.


Para poder comer sin culpas en estos lugares, es necesario tomar en cuenta ciertos detalles en cada una de las opciones que se puede encontrar en el área de comida rápida de algún centro comercial o en la calle cuando andas con prisa.


Restaurantes de hamburguesa y papitas fritas
Al principio, las hamburguesas y las papas eran de tamaño chico y no era tan culpable el pecadito; pero hay que tomar conciencia que entre más grande sea el tamaño de la hamburguesa, mayor cantidad de grasa saturada y significa mayor colesterol a nuestro corazón.

Por consiguiente, si le añades, queso, tocino, mayonesa y otros aderezos, pues peor para tus arterias.

Tu mejor opción es escoger sabiamente esos sabores que le darán el toque a tu hamburguesa chica sencilla: salsa catsup (poca), mostaza, lechuga, jitomates y pepinillos, todos ellos no incluyen grasas extras.

Lo mismo sucede con las papas fritas, entre más chicas sean mejor. No te dejes convencer por el "fritas con aceite vegetal" y demás, aún así aportan grasas que tu organismo no necesita. ¿La mejor opción? Las papas sencillas, sin aditamentos, preferiblemente las horneadas, sin quesos ni aderezos. Si comes una papa al horno, también come la cascara.


Restaurantes ge pollo y pescado:
Las reglas son más o menos las mismas para estas dos opciones; trata de evitar las versiones fritas o empanizadas, porque acumulan mucha grasa saturada. Lo mismo sucede con los nuggets de pollo, tienen mucha grasa.

La mejor opción son los que se preparan a la parrilla y recuerda que también engorda todo aquello que le pongas encima (mayonesas, aderezos, queso, etc.). Siempre es mejor apostar a las verduras, ensaladas, etcétera.


Restaurantes de emparedados:
En estos restaurantes se puede escoger el pan; definitivamente, se necesita optar por un integral o de grano entero.

Pídelos con poca mayonesa, poco aceite, mantequilla o queso. Lo ideal para estas ocasiones es el emparedado de pavo o pechuga de pollo, en lugar de salami u otros embutidos. Eso sí, acompañados de mucha lechuga, jitomate, pepinillos, ceboll mostaza y pimientos.

También se puede elegir la opción de transformar el baguette en una ensalada, evitando así el pan, pero cuidado con los aderezos; es mejor suplirlo con vinagre y aceite de oliva.


Restaurantes de ensaladas:
Algunos lugares de comida rápida ofrecen un menú mucho más nutritivo y sano, por eso incluyen dentro de sus productos las ensaladas en lugar de un paquete con papas. También incluyen las aguas de sabor o naturales.

También en este caso es necesario e importante que se ponga atención en las cantidades tanto de proteína como de grasa (con los aderezos, sobre todo).

Si ordenas una ensalada, pídela con pollo a la parrilla, no empanizado; y, si no tienen un aderezo bajo en grasas o aceite y vinagre, usa la mitad del aderezo. Así evitas aumentar calorías.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...