sábado, 15 de marzo de 2014

Optimiza tu rutina de ejercicios

Practicar deportes o mantener una rutina de ejercicios, puede ser sumamente difícil o complicado para algunas personas. Bien sea por escasez de tiempo, falta de motivación, o por simple pereza, se puede abandonar totalmente la actividad física, lo que tiene como resultado el desarrollo de una vida sedentaria y poco saludable. 

Por esta razón, es necesario encontrar la manera de equilibrar los quehaceres diarios con los ejercicios.

Consejos básicos
 
Reinventa tu estilo de vida e integra la actividad física en tus rutinas diarias.
 
1. Empieza desde cero Es normal tener la ima gen mental de la última vez que se practicó a gún ejercicio, y de cómo el desenvolvimiento personal, pero si esta imagen es negativa, puede generar problemas a futuro. Es necesario borrar cualquier experiencia negativa previa con la actividad física, y tener un nuevo comienzo.

2. Prepara una rutina Aquellas personas que tienen poco tiempo en sus agendas, pueden crear una "cita" con el ejercicio. De esta manera no habrá excusas para no practicar al menos tres horas a la semana. Si es tu caso, también puedes planificar qué tipo de entrenamiento realizarás en cada sesión.
 
3. Comienza despacio Debes empezar haciendo menos de lo que eres capaz. Un buen comienzo es caminar durante  20 minutos si estás retomando el ejercicio. Puede que sientas que no es lo suficiente; sin embargo es la mejor manera de iniciar, puesto que alejarás cualquier posibilidad de lastimarte o de agotarte.
 
4. Involucra a tu entorno Sal a caminar o a rodar bicicleta con tus hijos, amigos o con tu pareja; también puedes ir a un parque local y dejar que tus pequeños jueguen mientras que das una o dos vueltas trotando. Realizar rutinas de ejercicios acompañada te ayudará a incrementar tu motivación, inspiración y determinación.
 
5. Planea una meta Luchar por alcanzar un objetivo puede añadir significado a tu práctica. No debes idealizar metas inalcanzables como rebajar muchos kilos en pocos días, o tonificar todo el cuerpo en una semana. Recuerda que los resultados se verán dependiendo de tu constancia y dedicación.
 
6. Vigila tu alimentación Debes seguir un patrón de comida saludable. Si te limitas demasiado el consumo de calorías, no tendrás la energía necesaria para ejercitarte correctamente y, además, tu metabolismo se volverá más lento. Por ello es necesario equilibrar las ingestas, asegurándote de comer un poco de todos los grupos alimenticios.
 
Diviértete 

Toda persona tiene sus altibajos de energía a lo largo del día, o semana; por ejemplo, hay personas que se sienten más activas los lunes, mientras que otras se energi-zan los fines de semana. 

Una vez que definas esto, intenta completar tu rutina de ejercicio cuando tu estado energético esté en su mayor apogeo, pero sobre todo, ten como objetivo divertirte y pasar un rato ameno cada vez que te dispongas a realizar alguna actividad física. 

Es importante que mantengas un espíritu infantil cuando vayas a hacerlo, ya que de lo contrario se te hará una tortura, y lo más probable es que termines abandonándolo en un corto período.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...