domingo, 12 de diciembre de 2010

Dieta mediterránea


Se ha popularizado en los últimos tiempos, aunque más que de una dieta debería hablarse de una saludable cura. Estudios comparativos sobre la esperanza de vida en Europa han demostrado que los países nórdicos tienen menor esperanza de vida que los países mediterráneos. 

La principal causa de mortalidad se debe a las enfermedades cardiovasculares, frecuentemente provocadas por una alimentación rica en grasas saturadas. La dieta mediterránea no es una dieta específica sino un modelo genérico que engloba distintas costumbres de los países del sur de Europa.

Es un régimen con pocas grasas saturadas y abundante en grasas insaturadas, de donde procede el grueso calórico de la dieta. El denominador común es el aceite de oliva virgen, la principal fuente de grasa insaturada. Es importante distinguir entre el aceite de oliva virgen (extraído tras una primera presión en frío) y el aceite de oliva puro (extraído químicamente en caliente). El primero es más saludable.

Una de las bases principales de la dieta mediterránea son los carbohidratos: cereales, legumbres, frutos secos, verduras, hortalizas y frutas constituyen parte esencial de los menús diarios. La dieta mediterránea nunca se basa en las proteínas, ya que deja la carne en un segundo plano. 

La cocina es sencilla, con pocas salsas y |numerosos aderezos naturales. A diario se toman productos lácteos, legumbres o cereales, frutas, aceite de oliva, frutos secos o semillas, verduras y hortalizas. En cambio, carne, pescado y huevos sólo se toman semanalmente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...