domingo, 26 de febrero de 2012

La acelga: Nutritiva y adelgazante

La acelga es una hortaliza no sólo nutritiva (llena de vitamina A, vitamina C, fibra y minerales como azufre, magnesio, potasio, calcio y hierro entre otros) sino que también se considera adelgazante, ya que sólo aporta 23 calorías por cada 100 gramos.

Lógicamente si vamos a consumir acelgas para adelgazar debemos olvidarnos de la bechamel, la mayonesa y las guarniciones más energéticas y prepararlas de la manera más light (cocidas y rehogadas con unos ajos y unas gotas de aceite).

Además esta verdura combina bien con numerosos ingredientes como patatas, arroz, lentejas. Existen dos variedades: las acelgas de pencas blancas y las de pencas rojizas.


Receta adelgazante: Acelga con salsa roja
Calorías: 172 Proteínas: 7 g. Grasas: 8 g. Hidratos de carbono: 18 g.
Ingredientes
1 kg. de acelgas
2 granadas grandes y maduras
1 yogur natural desnatado
2 escalonias
3 cucharadas de aceite
1 cucharada de vinagre
1 vasito de vino blanco, sal y pimienta. Preparación

Preparación
Se limpian bien las acelgas, se cuecen agua con sal unos 20 minutos y se escurren en un colador.

Se pelan las granadas, procurado que no queden hebras blancas en los granos; se pelan y pican las escalonias y se rehogan en un cazo con un poco de aceite unos cinco minutos; se vierte el vino y se añaden los granos de fruta (se pueden reservar unos granos para adornar el plato); se deja rehogar 10 minutos más y se retira el cazo del fuego.

Se deja enfriar y se incorpora el yogur y el vinagre; se bate bien y se salpimienta; se pasa luego la salsa por el chino y se deja enfriar en la nevera 30 minutos.

Se disponen las acelgas escurridas en una fuente y se riegan con la salsa de granada.


Recomendaciones
Al comprar elige ejemplares con hojas brillantes y de aspecto fresco, sin manchas oscuras en los bordes.

Calcula unos 400-500 g. por comensal, dado que menguan mucho al cocer. Separa los tallos de las hojas y tira de las hebras. Vuelve a romper los tallos en trozos más pequeños y repite la operación tirando de las hebras.

Las hojas deben hervirse en poca cantidad de agua y durante poco tiempo (no más de 20 minutos). Reutiliza el líquido de cocción para sopas, cremas y otros guisos. Al cocer pierden gran cantidad de vitamina C.

Si las envuelves en plástico puedes dejarlas hasta 3 días en el cajón de las verduras de la nevera; si se envuelven en un paño húmedo pueden mantenerse el doble de tiempo. Lo mejor es consumirlas cuanto antes.

No compres las de hojas demasiado grandes porque suelen ser más amargas.

Debemos lavarlas bien porque suelen llevar tierra.

Si no puedes comprarlas frescas cómpralas congeladas, si el proceso de congelación se ha hecho bien tienen los mismos nutrientes que las frescas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...